sociologiafiscal

¿La participación ciudadana como medio para hacer recortes o mejoras sobre el gasto público?

In Gasto público on 16/05/2012 at 08:30

No cabe duda que vivimos un momento de recortes, aunque muchos de ellos muy cuestionados por la mayoría de los ciudadanos… ¿pero y si los protagonistas para decidir sobre algunos de los recortes fuéramos los propios ciudadanos?.

Así lo han decidido en Italia, en donde su presidente Monti mediante un plan llamadosprending review” pretende detectar posibles derroches, poniendo a disposición de los ciudadanos un formulario para que hagan sus sugerencias. Plan que no ha estado exento de críticas por parte de otros partidos políticos italianos, ¿pero a vosotros qué os parecería que los propios ciudadanos pudieran sugerir en dónde recortar?.

Este tipo de iniciativas podrían verse bien como medidas de participación ciudadana y óptimas para la mejora de la conciencia fiscal, o bien otros muchos las vean como un medio en donde arrojar su descontento ante la situación actual. ¿Consideráis que un plan como el establecido en Italia podría tener un buen resultado en nuestro país o sería un fracaso?.

Otro ejemplo de medidas de colaboración ciudadana es la presentada por Navarra hace unos meses: oGob Navarra  y de la que hablé en un post anterior, que sirven a la propia administración para el mejor mantenimiento de los servicios públicos así como para una mayor concienciación social con los mismos.  Medida que está teniendo buena acogida por parte de los ciudadanos navarros y que incluso podría extenderse a otras Comunidades Autónomas, o incluso a nivel nacional.

¿Creéis que es posible la participación ciudadana como vía para conseguir mayor eficiencia en el gasto público o bien estas decisiones son responsabilidad de los gestores públicos?.

¡Reflexionemos!.

Anuncios
  1. ¡Que bueno sería si pudiesemos dar rienda suelta a la imaginación y plasmar en un formulario todas aquellas ideas que creemos podrían reducir el gasto público! Eso si que sería un ejercicio de democracia en toda regla, ya que tendríamos voz como para ayudar a nuestros electos representantes a decidir de donde recortar sin necesidad de que perjudique al común de la gente en beneficios sociales básicos como la educación o la sanidad, El único problema que vería a semejante empresa es la falta de atención que recibirían nuestras recomendaciones por parte de nuestros apreciados dirigentes, quienes siempre encontrarían un recoveco legal en el que ampararse para poder seguir con su nivel de gasto y de vida y vivir como auténticos marqueses a expensas de nuestras contribuciones. Y para poder hacer un paralelismo con el caso italiano, ¿habría alguna forma de saber cuantas de las peticiones del pueblo italiano han recibido al menos un acuse de recibo, o una respuesta por parte de la oficina del presidente? No me sorprendería que no se registre este tipo de información.

    • En relación a los ajustes “participativos” la idea no me parece nada mala. La experiencia latinoamericana en ajustes, es bastante profusa y nos indica que las reformas promercado han sido siempre decisiones de tipo tecnocráticas. Este tipo de decisiones generalmente se encaminan hacia la reducción de jubilaciones, servicios educativos y de salud. Y que rara vez se encaminan a ajustar a los bancos privados y a llevarles un mayor control a cómo tratan a sus clientes y qué hacen con sus políticas de banca de inversión.
      También creo que la gente votando un ajuste, lo apuntaría centralmente hacia la clase política, con la cual siempre van a estar enojados.
      Los sectores financieros siempre piden mayores ajustes al resto de la economía y son luego quienes encuentran insuficientes las medidas de ajuste fiscal, que tienen un gran costo social.
      Mi consejo, más que ajustes participativos, hay que salir de la lógica de los conservadores (Merkel, Rajoy) que lleva a un camino de explosión social.
      Hay que pensar en que si el déficit público está muy alto, es algo que se construyó durante años y no es algo que pueda corregirse en 60 días…
      Por eso recomiento políticas heterodoxas e incrementales. Un obeso no puede adelgazar en 15 días lo que acumuló en 15 años… Gradualismo y sentido común.
      Y les dejo un link sobre la opinión de Krugman sobre un posible corralito financiero en España e Italia.
      La experiencia latinoamericana y americana demuestra que hay que controlar cada vez más al capital financiero porque destruye una estabilidad mínima de las economías capitalistas. El capital financiero destroza al capital productivo y humano del capitalismo. Mi consejo, no a los ajustes y mayor control a los bancos.
      Un saludo para todos y que no sea nada.
      http://www.infobae.com/notas/647542-Paul-Krugman-pronostica-un-corralito-en-Espana-e-Italia.html

      • Estoy muy de acuerdo con Alejandro Miguel Estévez. Creo que en España todos sabemos dónde hay que cortar gasto público: en el despilfarro, la ostentación caciquil y la corrupción localista, por ejemplo. Pero esta no es la cuestión.El mal de fondo está en un capitalismo financiero brutal que campa a sus anchas ante la pasividad atemorizada de gobernantes y oposición, nacional y europea, o puede que con su connivencia criminal. Estos financieros, banca, agencias de calificación o mercados (como se les llama eufemística y anónimamente y que tienen nombres bien conocidos)no aportan ningún tipo de riqueza real sino que se forran a manos llenas con la especulación alimentada del desastre que ellos mismos provocan arruinando a personas empresas y Estados. Que no nos den a elegir si preferimos perder medicinas, quirófanos, formación, carreteras o el acceso igualitario a la justicia. Que se controle a la banca, que se nacionalice si es preciso, que se acabe con los tiburones financieros que nos devoran, que se encarcele y haga pagar a los grandes defraudadores,a los responsables públicos corrompidos, a esos que no pagan un duro pero que se aprovechan de los bomberos, los grandes cirujanos, los aeropuertos y otros muchos servicios públicos a los que los ciudadanos honrados les estamos invitando graciosamente, mientras nos bajan el sueldo, nos despiden o nos suben la luz y el metro. Para colmo los gobiernos nos matan de miedo y hasta pretenden hacernos sentir culpables, en lugar de castigar a quienes en verdado son. Que encima nos pregunten si preferimos que nos corten el pie o la mano ya me parecería el colmo de la desfachatez.

  2. Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

    Desde luego que la actual situación financiera hay que gestionarla de la mejor forma posible, y concuerdo con vosotros de que la salvaguarda de los bancos y los recortes no va a ayudar a nuestro país a salir de la crisis.

    La participación ciudadana creo que es una buena vía de implicación de la ciudadanía en las cuestiones públicas, aunque probablemente como afirmaba en mi post: éste no sea el mejor de los momentos.

    Sigamos reflexionando…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: