sociologiafiscal

¿Hay cabida para implementar medidas de información, comunicación y educación en la lucha contra el fraude en España o no?// Is there or isn´t there place to implement social, educational and communicative measures for fighting against fiscal fraud in Spain?

In Fraude Fiscal on 10/04/2014 at 12:00

Hace unos meses recibí una propuesta para colaborar con la Fundación Alternativas, ya que estaban preocupados por las continuas subidas de impuestos. Me trasladaron su convencimiento de que existían otras alternativas para conseguir elevar la recaudación tributaria, principalmente gracias a una mejor de la lucha contra el fraude.

Por mi experiencia profesional, les trasladé una serie de opciones desde el punto de vista de la Sociología Fiscal para luchar contra el fraude las cuales se han visto materializadas en este informe que fue presentado la semana pasada. Y aquí también tenéis algunas de los principales artículos en prensa sobre el mismo: Nota de prensa Fundación Alternativas, El País, Expansión, EuropaPress, ElConfidencial, DiariodeNavarra, etc…

Este trabajo analiza la percepción social del fraude en España para proponer una serie de medidas sociales (segmentadas por tramos de edad) necesarias en el marco de la Administración Tributaria española. Se trata, por tanto, de detectar los desafíos que tiene la el fraude en nuestro país desde un punto de vista sociológico.

En un contexto de crisis como el actual, el fraude fiscal se erige como uno de los principales problemas de la economía española. y, en este sentido, el desarrollar medidas para hacerle frente debería ser una de las prioridades del ejecutivo. Sin embargo, un balance crítico permite afirmar que la lucha contra el fraude fiscal en nuestro país apenas presta atención a las medidas sociales, a pesar de contar con estudios demoscópicos que deberían servir para analizar apropiadamente la opinión fiscal de los españoles.

La experiencia de las Administraciones tributarias más modernas y desarrolladas, con menores niveles de fraude entre sus contribuyentes como son la australiana o la canadiense, permite afirmar que para elevar los niveles de cumplimiento fiscal voluntario y conseguir una ciudadanía que rechace frontalmente el fraude es necesaria una apropiada atención e inversión en medidas sociales, educativas y de comunicación.

Para concluir y de acuerdo con encuestas recientes, las actitudes fiscales de los españoles están empeorando y desde mi punto de vista es debido principalmente a la falta de educación fiscal y a incorrectas (o incluso inexistentes) campañas de información y comunicación sobre impuestos. La mayoría de los españoles e incluso muchos economistas no están de acuerdo con medidas enfocadas a la población en general mientras la clase alta y los políticos no den ejemplo. Pero sin embargo, en mi opinión la Administración Tributaria española debe encontrar un equilibrio entre la coacción real y la simbólica (este tipo de medidas) para informar adecuadamente sobre cuestiones tributarias a sus ciudadanos.

¿Realmente creéis que no hay cabida en España para este tipo de medidas? ¿Estamos los españoles suficientemente informados y educados sobre el por qué y el para qué de los impuestos? En caso de asumir el pago de los impuestos como una obligación democrática (que en realidad es lo que es), ¿creéis que los niveles de fraude fiscal serían tan elevados en nuestro país?

Sigamos reflexionando…

___________________________________________________________________________________

Last November I was asked to collaborate with the Spanish think tank “Fundación Alternativas“. They were very worried about the continuous increase of taxes in Spain but nevertheless, they are convinced of the existence of other alternatives for obtaining more revenues in our country, especially in terms of new measures for fighting fiscal fraud.

From my professional experience, I explained to them the sociological possibilities to combat fiscal fraud. The theoretical measures made room for a technical and practical report  (no English version) in which conclusions were presented last week.

This paper analyses the social perception of fiscal fraud in Spain in order to propose several social measures by age groups, which are necessary for the Spanish Tax Administration. Understanding of the motives of taxpayers and their attitudes and behavior towards taxation can improve both voluntary compliance and the efficiency of the tax administration. Therefore, the main purpose of this report is to explore all challenges regarding Spanish fiscal fraud from a sociological point of view.

In the current crisis context, fiscal fraud is one of the main problems of the Spanish economy and as a consequence, measures are strongly required to combat it. Nevertheless, it is confirmed that the fighting of fiscal fraud in Spain is not taking into account social measures in spite having relevant surveys about the fiscal opinion of Spaniards.

There are observed differences, not related to enforcement efforts, in the levels of compliance across countries and cultures. According to the more developed Tax Administrations such as those of Australia or Canada, where tax compliance level is higher than Spain, the importance has been proven of the implementation of social, educational and communicative measures to obtain higher voluntary compliance and encouraging more responsible citizenship.

To conclude, according to recent polls, fiscal attitudes of Spaniards are getting worse and I believe it is a question of a lack of fiscal education and incorrect (or even absence of) communicative or informative campaigns about taxes. Most of the Spanish citizens and many economists disagree with measures against fiscal fraud for general society whilst rich people and politicians don´t provide an example in their behaviour. On the other hand, in my opinion Spanish Tax Administration has to balance real coercion and “symbolic” measures (informative, communicative and educational) in order to properly inform Spanish citizens about taxes.

Do you truly believe there is no place for these kind of sociological measures in Spain? Are Spaniards educated and informed enough about why and what we pay taxes for? If paying taxes was perceived as a democratic duty, would fiscal fraud levels be so high in our country?

Waiting for your opinions!

The fiscal lottery game is a double-edged sword// El doble filo del juego de la lotería fiscal

In Conciencia Fiscal, Educación Fiscal, Fraude Fiscal on 20/03/2014 at 12:00

According to my professional experience in Latin America, I have read about several projects in those countries related to “fiscal lottery“, for example the Salvadoran and Paraguayan cases. On one hand, these kind of initiatives -giving rewards to taxpayers who require receipts- are useful for those countries where most of the establishments don´t issue receipts and on the other hand,  Tax Administration could collect more taxes.

Up to now I had thought that these kind of measures were more about tax collection rather than about tax control and furthermore, they are more successful in those developing countries in which citizenship is expanding together with fiscal rights and duties. Nevertheless, I was surprised with this article published recently in El Pais (Spanish newspaper) where Portugal joined these kinds of “lotteries” to fight against its high fiscal fraud level.

To what extent do these initiatives raise fiscal awareness? Do you agree that the “fiscal lottery” could be successful in Spain? A few days ago blogsalmon discussed the same topic and put a very familiar question for Spaniards on the table: “with or without VAT?”.

The fiscal lottery game reminds me of this measure developed by the local government of Pamplona (Spain) two years ago that motivated their citizens to recycle with a reward of cinema tickets. This initiative was revoked several months later for fraudulent use. I ask myself: nowadays are citizens from Pamplona recycling more than others Spaniards due to this initiative? I don´t think so.

From my point of view, these one-off initiatives are not advisable to improve national fiscal awareness in the long term. They are measures focused on collecting taxes and have negative influence on taxpayers by motivating them with rewards. Fiscal Education is required in order to improve national tax-paying culture and to encourage voluntary tax compliance. What would happen when the incentive of rewards is removed? 

To conclude I´m putting on the table another kind of “fiscal lottery” that started up in Costa Rica and in my opinion could have a more positive influence in fighting against fiscal fraud and in fiscal awareness in Spain. This is a measure for encouraging the use of debit and credit cards in economic sectors with the highest fiscal fraud levels. Do you agree with the implementation of this initiative in Spain? (the more you pay with credit/debit card, the more rewards you can obtain).

Waiting for your opinion!

__________________________________________________________________________________________Por mi experiencia con proyectos en América Latina sobre temas relacionados con la educación fiscal, ya tenía constancia de varios casos de países latinos en donde el juego de la “lotería fiscal” se había extendido dentro del país como medida de lucha contra el fraude así como por ejemplo los casos de El Salvador o Paraguay. En países como éstos en donde en la mayoría de los establecimientos no se expiden tickets o comprobantes fiscales del pago, este tipo de iniciativas son útiles para crear conciencia ciudadana de la necesidad de exigir este comprobante alentando a la población con sorteo de regalos (incentivos). Y por otro lado, sirven a la Administración Tributaria del país a lograr una mayor recaudación de impuestos indirectos (IVA) aflorando economía sumergida. 

Hasta el momento había pensado que este tipo de juegos tenían un carácter más recaudatorio que de control, y su funcionamiento tenía mayor éxito en países en desarrollo en los que la emergente construcción del término de ciudadanía nacía unido a la adquisición de derechos y deberes fiscales. Sin embargo, el otro día me hice eco de esta noticia en El País en donde me sorprendía ver cómo Portugal se unía al “carro” de este tipo de juegos anti fraude.

¿Hasta qué punto estas iniciativas realmente elevan la conciencia fiscal? ¿Consideráis que una lotería fiscal en España tendría éxito en su objetivo por educar fiscalmente a sus ciudadanos en la necesidad de pedir la factura como parte de las obligaciones ciudadanas? En el blogsalmon reflexionaban hace unos días sobre el mismo tema aludiendo a la más que conocida pregunta en nuestro país para determinados servicios y gremios: “¿con IVA o sin IVA?” que seguro que a todos los españoles nos resulta muy familiar.

Este tipo de iniciativas me recuerdan a ésta desarrollada por el Ayuntamiento de Pamplona hace un par de años en la que se intentaba “incentivar” al reciclado a cambio de entradas de cine. Sin embargo, la medida tuvo que ser derogada unos meses después por la picaresca de los ciudadanos (cortaban los envases para que la máquina contabilizara más y así conseguir más puntos). Y yo me pregunto, ¿realmente los ciudadanos pamplonicas reciclarán más que otras ciudades españolas tras el desarollo de esta iniciativa?

Desde mi punto de vista, este tipo de iniciativas puntuales no son recomendables para mejorar la conciencia fiscal (o medioambiental como el caso de Pamplona) de los ciudadanos a largo plazo logrando así mayores tasas de cumplimiento fiscal voluntario. Se trata de medidas eminentemente recaudatorias que influyen de manera negativa sobre los contribuyentes puesto que se les da incentivos por acciones que debieran ser obligatorias y enseñadas por medio de una adecuada educación fiscal que ponga los cimientos de una sólida cultura tributaria nacional. ¿Cuando se les deje de dar incentivos por pedir esos tickets, lo seguiran haciendo o ya no les interesará por no recibir nada a cambio?

Sin embargo, y para finalizar, pongo sobre la mesa el ejemplo de otro tipo de “lotería fiscal” desarrollada por Costa Rica que sí me parece que puede tener una mayor repercusión sobre la lucha contra el fraude, y aún más importante, sobre la conciencia fiscal de los ciudadanos. Se trata de incentivar al uso de las tarjetas de crédito y débito sobre todo para aquellos sectores económicos en donde se detecten mayores niveles de fraude. ¿Creéis que esta iniciativa sí sería interesante en España o no estáis de acuerdo conmigo?

Sigamos reflexionando….

Fiscal snitches: yes or not?//Chivatos fiscales: ¿sí o no?

In Educación Fiscal, Fraude Fiscal on 27/02/2014 at 12:00

Fighting against fiscal fraud is and will be one of the main challenges for Tax Administration in order to obtain more revenue by enforcing tax responsibilities on taxpayers and punishing those who don´t comply with their duties.

One of the last measures proposed by the Spanish Organization of Tax Inspectors (IHE) was to create a new target of tax collaborators of the Tax Administration who  would be paid to help with fiscal fraud. Even though the tax inspectors´role is key in fighting against fiscal fraud, this proposal is interesting in terms of getting the collaboration of citizenship in this challenge: improving the culture of tax-paying.

From my point of view, the implementation of this measure in Spanish culture would involve more ethical troubles than in the States or in Germany where this measure was already implemented successfully. The people who would be paid by Tax Administration for providing information about fellow citizens would be criticized as snitches here in Spain, instead of as collaborators of the democratic system. Nevertheless, I ask myself whether the Spanish population would disagree with fraudsters (regarding surveys about Spanish fiscal opinion) and even when we complain about fiscal fraud scandals, Why don´t we collaborate in reporting them? Would´t it be more responsible to collaborate with the Tax Administration?

In my opinion, this measure would be a great citizen participation opportunity to improve the public responsibility in paying taxes. Reporting fiscal fraud cases would help to extend and to improve the culture of tax-paying in Spain as well as to reject fiscal fraud  by viewing it as an antisocial and discordant attitude.

What is your opinion about it? Do you agree with the IHE´s measure? Would you be willing to be a collaborator of the Tax Administration?

Waiting for your opinions!

 

____________________________________________________________________

La lucha contra el fraude es y será uno de los objetivos principales de cualquier Administración Tributaria con el fin de obtener los niveles más altos de recaucación, haciendo cumplir las obligaciones tributarias a todos los contribuyentes y penalizando a aquellos que no las cumplan.  

Una de de las últimas medidas propuestas por la Organización española de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) ha sido la de crear una figura de confidentes fiscales que sean remunerados por informar a la AEAT sobre algún tipo de fraude tal y como se informa en esta  noticia. Si bien es cierto que la labor de los inspectores de hacienda es clave en la lucha contra el fraude, esta propuesta plantea del interés o la pertinencia de contar con la colaboración de la ciudadanía en el cumplimiento de una de las obligaciones democráticas de todo ciudadano: el pago de sus impuestos.

Aunque es una medida ya implantada con éxito en otros países como Estados Unidos o Alemania, desde mi punto de vista, creo que tendrá implicaciones éticas más controvertidas para su inserción en una cultura como la española. En España estos denominados confidentes fiscales, con casi total seguridad serán vistos por sus conciudadanos como “chivatos” puesto que el contar algo de alguien por dinero, suena a eso, a chivatazo. De ahí que dudo que vaya a ser bien visto el formar parte dentro de este nuevo perfil de colaboradores de la Administración Tributaria española. Sin embargo, yo me pregunto: si el ser defraudador está mal visto por la ciudadanía española (como así lo demuestran las encuestas de opinión fiscal en nuestro país) y “pataleamos” cuando nos enteramos de sonados casos de fraude e incluso de aquellos menores que se producen a nuestro alrededor, ¿por qué entonces no ayudar a denunciarlos? ¿acaso no sería más ético desde el punto de vista de un ciudadano responsable, el colaborar en la lucha contra el fraude? 

Para mí, esta nueva medida sería una buena oportunidad de participación ciudadana ayudando a hacer cumplir nuestras responsabilidad ciudadanas, en este caso el pago de impuestos. Serviría para ir forjando una denuncia ciudadana hacia el fraude, extendiendo la conciencia fiscal de lo importante que es cumplir con las obligaciones tributarias así como rechazar el fraude como actitud incívica e insolidaria con lo que sí pagamos religiosamente los impuestos que nos corresponden.

Y vosotros qué pensáis: ¿Os parece una medida oportuna o no la véis viable para la cultura de nuestro país? ¿Vosotros os ofreceríais a colaborar como confidentes para la AEAT o no?

¡Reflexionemos, espero vuestras opiniones!