sociologiafiscal

Posts Tagged ‘educación fiscal’

Y si Hacienda no somos todos, ¿yo para qué pago impuestos?/ Why do I pay taxes if the taxpayers are not equally treated by law?

In Conciencia Fiscal, Cumplimiento tributario on 12/01/2016 at 12:41

Todavía no he sido capaz de reaccionar ante las declaraciones que ayer hizo la abogada del Estado Dolores Ripoll defendiendo a la Infanta Cristina en el marco del caso Noos: “El lema Hacienda somos todos es sólo publicidad” (ver noticia aquí).

¿Esta señora no sabe que dos de los principios tributarios son la igualdad y la generalidad? Señora Ripoll, le recuerdo que usted nos representa a TODOS los españoles en su papel de abogada del Estado; su sueldo se nutre de las arcas del Estado mantenido en base a impuestos que pagamos entre todos; y no olvide que Hacienda SÍ somo todos y no es sólo fruto de un estupendo eslogan publicitario (que también). ¿Cree acaso que si los ciudadanos españoles creyeran que pagar impuestos es discrecional según quién seas y dónde hayas nacido, seguirían pagando impuestos cumpliendo la ley?

Tras tantos casos de corrupción que estamos viviendo en los últimos años; tras los muchos esfuerzos por la AEAT de mantener su imagen e independencia; tras los grandes esfuerzos de la mayoría de los españoles que, manteniendo o no su trabajo, siguen cumpliendo con su obligaciones tributarias… ¿Cómo es usted capaz, Sra. Ripoll de echar por tierra todo ésto de un plumazo?

Los principios tributarios han de respetarse; el artículo 31.1 de nuestra Constitución debe ser como la biblia para todos los ciudadanos de nuestro país; y el respetar una eslogan como “Hacienda somos todos” debe ser la base ideológica de la cultura tributaria en España.

___________________________________________________

I am still shocked by the speech of the lawyer of the State (Ms. Ripoll) at the framework of Noos case. Yesterday, she stated that all citizens are not equal by law in relation to taxes.

In my opinion, Ms. Ripoll has forgotten that two of the main tax principles are equality and generality. In fact, one of the reason because we pay taxes are these principles. We do not pay taxes depending on where we have borned or who we are.

Nowadays, the Spaniards are suffering too many corruption cases; the Spanish Tax Office has made too much efforts in order to preserve its image and independency; and most of the Spaniards continue paying firmly our taxes. How a public representative as a lawyer of the State could destroy at the stroke of a pen these issues?

The tax principles should be respected; the constitutional article number 31.1 should be like a Bible for all the Spanish citizens; and the slogan “We are all the Spanish Tax office“should be the ideological base of our tax culture.

Anuncios

EuropeIn, otra óptica de comunicación sobre la UE/ EuropeIn, the European Union from another point of view

In Unión Europea on 16/11/2015 at 11:00

Como sabéis, este blog está dedicado a darle una visión social a los impuestos pero, ¿qué ocurre con la perspectiva comunitaria de esta cuestión? Buena pregunta, mucha desinformación y tristemente no podemos hablar todavía de un Mercado Único Fiscal. Recientemente se ha creado el Consejo Fiscal Europeo, órgano consultivo para la Comisión y confiamos en que sigan dando pasitos en torno a la armonización de impuestos como el de Sociedades; se apueste por impulsar la Educación Fiscal para todos los europeos como así se ha hecho para la educación financiera en la OCDE (en este antiguo post os informaba de ello); etc.

Soy europea, somos europeos pero, ¿realmente nos sentimos bien informados sobre las decisiones que se están tratando en Bruselas o Estrasburgo? ¿Confiamos los españoles en la UE? ¿Creemos que nuestra “voz” se está oyendo en las instituciones comunitarias? Estas dudas me trasladaron directamente a consultar los resultados del Eurobarómetro, estudio bianual (oleadas en primavera y otoño) elaborado y publicado por la Comisión Europea que mide la percepción de los ciudadanos europeos sobre cuestiones comunitarias.

Según arrojan los datos, los españoles somos de los europeos que peor imagen tienen de Europa (gráfico 1) y que menos confían en ella (gráfico 2). Tan sólo un 34% de los españoles afirman tener una imagen positiva de la UE, casi la mitad de la población (47%) dice tener una imagen “neutral” y casi 2 de cada 10 españoles encuestados, tienen una imagen negativa sobre ella. Con respecto a la confianza en la UE, apenas 4 de cada 10 españoles dice confiar en ella (35%).

Todos estos datos se ponen de manifiesto en los siguientes gráficos recogidos por el último Eurobarómetro publicacdo, el número 83:

Gráfico 1- Imagen evocada por la Unión Europea

GRAFICO- Imagen en la UE (españa)

Gráfico 2- Confianza en la Unión Europea como institución

GRAFICO- Confianza en la UE (españa)

Estos resultados, sin duda arrojan un panorama desolador para el ámbito comunitario en España y cabe preguntarse: ¿qué puede hacer la UE para mejorar esta imagen y esta confianza que parecen no tener los españoles? ¿Será un falta de adecuada comunicación e información la causa de estos malos datos? Si fuera un amigo, colega o simplemente un conciudadano el que de forma independiente, apolítica pero crítica te informara sobre lo que en las instituciones comunitarias se cuece, ¿te generaría más confianza que un medio de comunicación, un partido político o la propia UE?

Para mi sorpresa y suerte, un buen día mi amiga Almudena me contó que había conocido a una alumna alucinante en uno de sus cursos a través de la cual se había unido al proyecto #EuropeIn. Esa alumna no era nada más y nada menos que Cristina Gutiérrez-Cortines (@CrisCortines), europarlamentaria del PP con más de 15 años de experiencia en el Parlamento Europeo y un amplio abanico de actividad y responsabilidades comunitarias a sus espaldas como así lo pone de manifiesto su ficha. Fue ella la “responsable” de promover este maravilloso proyecto (porque la ideóloga del mismo fue una murciana muy despierta y quien te transmite su pasión y fe ciega en el tema) en el que he tenido la suerte de participar, y confío en seguir haciéndolo activamente.

Pero, ¿qué es #EuropeIn?  #EuropeIn tal y como yo lo he vivido y sentido son SOMOS un grupo apasionado de ciudadanos españoles con sentimiento europeísta, activos en redes sociales, que sienten la necesidad de acercar la Unión Europea y sus instituciones a sus conciudadanos para hacer más cercana y más transparente.  Cada europarlamentario puede invitar cada año a 90 personas, ciudadanos de su país, al Parlamento Europeo para acercarles la institución y decisiones que allí se toman. Es a través de esta fórmula cómo el proyecto de #EuropeIn ha ido nutriéndose y creciendo, hasta formar la asociación en la que hoy se ha convertido. Se trata sin duda de un ejercicio a favor de la #transparencia y #participación ciudadana.

La última expedición #EuropeIn fue la semana pasada en donde, invitados por la europarlamentaria Pilar del Castillo, fuimos al Parlamento Europeo (@Europarl_ES) para conocer de primera mano, habiendo sido ella la responsable de las negociaciones, la normativa europea del #roaming que tanta expectativa está creando en nuestro país. ¿Vamos realmente a poder viajar por la UE sin necesidad de pagar recargos por llamadas o datos móviles a partir de 2017? ¿La calidad de nuestros servicios telefónicos se va a mantener? ¿Se va a respetar la neutralidad de la red? Era muchas y muy interesantes las dudas que se plantearon por los compañeros de #EuropeIn y que con ese hashtag podréis informaros en twitter sobre lo que allí fuimos informando.

Además, ese mismo día, también tuvimos la suerte de conocer el Comité de Regiones  (@EU_CoR) de la mano de Alfonso Alcolea (@alfonsoalcolea), organismo consultivo comunitario que representa a los entes regionales y locales de Europa. Alfonso nos contó muchas e interesantes temas que allí se trabajan así como sus principales responsabilidades, y además nos transmitió su interés porque #EuropeIN participara en EuropCom: European Public Communication Conference 2016. Ojalá, de hecho ya fuimos invitados para 2015 pero al final no se matealizó la invitación por lo que el próximo año confiamos en conseguir estar allí 😉 Toda nuestra experiencia en este organismo también la podréis encontrar a través del hashtag #EuropeIn.

Y el día anterior, también estuvimos en el Parlamento Europeo para dos interesantes cuestiones:

  1. Asistir al Seminario “Europa y sus transformaciones institucionales” organizado por la Alianza de los demócratas y los liberales por Europa.seminario europa y sus transformaciones
  2. Cine-forum del cortometraje “El corredor” , ganadora de muchos premios y posible candidata a los Oscars, cuyo guión se basa en la Ley de la Segunda Oportunidad. Tras el visionado del corto, que os recomiendo, tuvimos la oportunidad de debatir con el director de la misma y con el presidente de PIMEC. El hilo de las conversaciones llevó también a hablar sobre la Ley de lucha contra la Morosidad y yo tuve la oportunidad de plantear la siguiente pregunta: “Si ya hay una lista pública de defraudadores fiscales, ¿sería de interés para luchar contra la morosidad el crear una lista de morosos?“. El director de la película, también empresario que fue el que me respondió, no parecía estar muy de acuerdo en “tachar” ni a defraudadores ni a morosos pero… ¿vosotros qué pensáis: ayudaría esta medida a que se pagara en tiempo y se respetaran los plazos?

En esta primera visita a las instituciones comunitarias no tuve la oportunidad de resolver algunas dudas sobre cuestiones fiscales que me rondan en la cabeza pero, sin embargo, confío en tener más oportunidades de acercarme a Europa y poder resolverlas.

Y vosotros, ¿qué le preguntaríais a vuestros europarlamentarios acerca de cuestiones fiscales u otros temas? Prometo tomar buena nota de todas vuestras dudas para trasladarlas, pero además os animo a que echéis un vistazo a nuestros derechos dentro de la UE en donde sois vosotros mismos los que podéis incluso plantear peticiones en caso de que creáis que no se está respetando la normativa comunitaria en España.

¡Gracias al equipazo #EuropeIn!!! 😀

Sigamos reflexionando…

____________________________________________________________________

This is a blog about the social point of view of taxes but what happens with the fiscal topics of the European Union (EU)? I feel that the European citizens do not have enough information about it and unfortunately we cannot talk yet about a European Fiscal Single Market. A Fiscal European Council wich works as a consultive body has been recently created by the European Comission. Nevertheless, I still miss the harmonization of taxes, at least the Corporation Tax; the Fiscal Education as a main initiative of the EU; etc.

I am European, we are European but are we really well-informed about what happens in Brussels or Strasbourg? Do Spaniards trust the EU? To solve these doubts I went directly to the results of the last Eurobarometer. This is a public opinion survey conducted regularly on behalf of the European Comission.

The following two charts exhibit how Spaniards are the European citizens who have one of the worst images of the EU (chart 1) and trust it the least (chart 2). Just the 34% of Spaniards have a positive image of the EU as a whole and almost four out of ten trust on it (35%).

Chart 1- The image of the European Union by its citizens

GRAFICO- Imagen en la UE (españa)

Chart 2- Trust on the European Union as an institution

GRAFICO- Confianza en la UE (españa)

Source: Eurobarometer nº 83

These bad results should be revised by the EU: How can the EU improve the perception Spaniards have? Does the EU have a good policy of communication? If any friend, colleague or just fellow citizen inform you about the EU issues in an independent, apolitical and critical way, will you be believe more in him/her than in the media, a political party or the EU itself ?

Several months ago I was lucky enough to get to know the project #EuropeIn thanks to a friend of mine called Almudena. She met a member of the European Parliament (@Europarl_ES) at one of the courses she delivers. This happened to be Cristina Gutiérrez-Cortines (@CrisCortines). She was the responsible for promoting this amazing Spanish project although it had been conceived by a great girl from Murcia, Spain.

What is #EuropeIn exactly? It began as a citizen movement and it has become an association. They WE are an passionate group of Spanish citizens who are active on twitter and feel European. Each member of the European Parliament (EP) can invite 90 fellow citizens per year to visit the institution. It was the way that #EuropeIn used to get close to the EP. #EuropeIn is as well a great example of #transparency and citizen #participation.

Last week #EuropeIn returned to Brussels and it was my first experience with the association. We were invited to the EP by Pilar del Castillo to be informed at first hand about European regulation about #roaming. We exchanged with her lots of doubt, all of which can be read  on twitter with under the hashtag #EuropeIn.

We visited as well the Committee of the Regions (@EU_CoR) invited by Alfonso Alcolea (@alfonsoalcolea). The CoR is the EU assembly of local and regional representatives that provides sub-national authorities (i.e. regions, counties, provinces, municipalities and cities) with a direct voice within the EU´s institutional framework. Alfonso told us it would be interesting to be part of the next EuroPCom: European Public Communication Conference in 2016. Wish we could be there! As a matter of fact we had been invited for the 2015 Conference, although the invitation finally did not come through. You can also take a look at the visit on twitter under the hashtag #EuropeIn.

The day before we also were at the EP participating in two events:

  1. Seminary “Europe and its institutional transformations” organized by the Alliance of Democrats and Liberals for Europe.
  2. Cinema-forum of the Spanish short film “El Corredor” which has received several awards. We watched the short film and talked with the director about second chances for entepreneurs and delay in payments.

I hope future visits of #EuropeIn to the EP. will help me solve more doubts about fiscal matters. If you has a chance, what would you ask the EP members regarding taxes or other subjects at the European framework?

I highly recommend you to take a look here where you can learn what our rights in the EU are.

Thanks to the crack team #EuropeIn! 😀

Awaiting your opinions.

 

Asumir o no nuestra responsabilidad tributaria// To take or not our tax responsability

In Administración Tributaria on 19/05/2015 at 10:00

Sumidos en plena campaña de la Declaración de la Renta (IRPF 2014), la principal de las preocupaciones de la mayoría de los contribuyentes es conocer la cantidad que la Agencia Tributaria (AEAT) le “devolverá” este año. Como si de un sueldo extra se tratase, muchos españoles desean que llegue esta época para celebrarlo como si fuera un premio.

La Agencia Tributaria española recibió en 2008 el “Premio Ciudadanía a las buenas practicas en los Servicios Públicos” por el borrador de la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas físicas (IRPF). Se trata de uno de los premios a la Calidad e Innovación en la Gestión Pública que otorga anualmente la Agencia Estatal de Evaluación de las Políticas Públicas y la Calidad de los Servicios, dependiente del Ministerio de la Presidencia.

Actualmente en España, en donde un 82% de la población es asalariada (según datos de la Encuesta de Población Activa- EPA), las responsabilidades tributarias con respecto al IRPF se reducen casi exclusivamente a aceptar o no el borrador de la Renta que la AEAT manda a todos los contribuyentes que lo solicitan. ¿Pero de verdad los ciudadanos son conscientes de qué supone que te devuelvan o que tengas que ingresar más dinero al fisco? ¿Es de verdad un premio el que la AEAT te devuelva dinero año tras año?

La AEAT ha hecho grandes esfuerzos en los últimos años para facilitar el cumplimiento tributario a sus contribuyentes, gracias principalmente a una gran inversión en informatización de todos sus servicios, haciendo que los ciudadanos apenas tengan que esforzarse para cumplir con sus obligaciones tributarias. Bajo un velo de invisibilidad, el borrador de la Renta se presenta como un mero trámite y se olvida en muchos casos que detrás del mismo se encuentra una importante responsabilidad tributaria.

Si bien es cierto que la facilidad a la hora de cumplir con las obligaciones tributarias es un hecho importante para lograr mayores cotas de cumplimiento, es importante también recordar a los ciudadanos que ellos son responsables de asumir sus obligaciones con el fisco. El hecho de que sean los propios ciudadanos los responsables de aceptar o modificar ese borrador, es parte de la responsabilidad trasladada de la AEAT al contribuyente.

¿Haces uso del borrador de la Renta? ¿Lo revisas para ver si los datos son correctos o si te sale “a devolver” lo aceptas casi inmediatamente? ¿Eres consciente que detrás de este servicio está una responsabilidad tributaria de cualquier ciudadano? ¿Qué otras medidas crees podría implementar una Administración tributaria avanzada para reforzar en los ciudadanos responsabilidades?

Sigamos reflexionando…

_____________________________________________________

We are now living the Income Tax campaign here in Spain and most of the people are more worried about the refund than to be aware about their tax responsability.  Many Spaniards are looking to be refunded by their taxes like it were a prize but in fact it is?

The Spanish Tax Administration (AEAT) was awarded in 2008 with a prize for its service calls “draft of Income Tax”. This “draft” is one of the more used and useful services of the AEAT and for that reason, this institution was recognized with a prize of good practices in public services by the Spanish Assessment Agency of Public Polices and Quality of the services.

Nowadays in Spain there is 82% of salaried population for whom the tax responsabilities in respect to Tax Income is just to accept or no this “draft”.  But are citizens aware of the meaning of this refund by the AEAT? Is in fact a prize to be fefunded year by year? I don´t think so.

Last years, the AEAT made great efforts in order to make the tax responsabilities easier for taxpayers. Computerization was one of its keys.

It´s true that the more easier in terms of procedures the tax responsabilities are, the more levels of tax incomes will be collected. But on the other hand, it is also important that the taxpayers are aware of what means to accept or not this “draft”.

Do you use the “draft” of the AEAT? Do you revise all data or do you prefer to accept it immediately wether you will be refunded X €? Are you aware that this “draft” is one of your tax responsabilities? Do you recommend any mesaure to strengthen citizens their tax responsabilities?

Awaiting for your opinions!

Summer holidays / ¡Felices vacaciones!

In Fraude Fiscal on 28/07/2014 at 12:42

It´s summer holidays in Spain although I´ll be working.

This parody-video about how to evade taxes is highly reccomended:

Have fun and see you in September!

_____________________________________________________

En España ya es verano, estamos de vacaciones (unos más que otros). No quería irme sin desearos felices vacaciones y proponeros que veáis este video-parodia sobre la evasión de impuestos.

Que disfrutéis del veranito, yo seguiré trabajando.

¡Volvemos en septiembre!

Sigamos reflexionando….

“When you commit fraud, everybody pays” // “Lo que defraudas tú, lo pagamos todos”

In Fiscal fraud, Fraude Fiscal on 23/06/2014 at 11:45

Last week it made me very happy to see the latest advertisement of the Spanish Tax Office (AEAT) on TV with the following slogan: When you commit fraud, everybody pays“. In my own opinion, it explains properly the main essence of tax fraud: insolidarity.

It´s been a very long time since the successful advert “We are all the Tax office”, for this reason, it seems that AEAT had forgotten in its advertising campaigns to make citizens aware of the importance of paying taxes and reject fiscal fraud (and fraudsters). Nevertheless, it has made a strong comeback with this recent advertisement.

These kinds of initiatives can´t be isolated but should be hand in glove with other educational and informative measures. The first step would be to relaunch its Fiscal Education Program at schools.

Making use of a clever sentence used by an elementary school child addressing a fraudster during a writing competition held by AEAT:  “If all of us are the Tax Office, who are you?”; now  I´d say: “If we have to pay both our taxes and the part unpaid by fraudsters, don´t you think it would be better to reject fraudsters rather than join them?”.

Could you please recommend to us any other good examples to make citizens aware of tax paying or other democratic duties? Do you think measures to make better citizens are or aren´t effective?

Waiting for your opinions! __________________________________________________________________________

No soy mucho de televisión, ni mucho menos de publicidad pero el otro día con la televisión puesta me alegró el oído escuchar el siguiente eslogan: “Lo que tú defraudas, lo pagamos todos. Se trata de una serie de anuncios financiados por la AEAT, que desde mi punto de vista recoge la esencia de lo que provoca el fraude: insolidaridad con tus conciudadanos.

Desde el “Hacienda somos todos”, creo que la AEAT había centrado todos sus esfuerzos comunicativos en campañas como la del IRPF, olvidando diseñar una buena campaña de sensibilización y concienciación acerca del pago de los impuestos y el rechazo hacia el fraude (y los defraudadores).

Si bien es cierto que estos valores democráticos de cumplimiento con las obligaciones tributarias deberían comenzar desde la edad escolar, no se han de olvidar los recordatorios (de carácter informativo o comunicativo) hacia los adultos. Estos nuevos spots publicitarios sin duda son un buen ejemplo y confío en que no se queden en una acción puntual, sino que vengan acompañadas de otras acciones en la línea como: reforzar su Programa de Educación cívico-tributaria o apoyar el desarrollo de otras medidas informativas y comunicativas para adultos.

Haciendo uso del ingenio de un niño de primaria en un concurso de redacción organizado hace años por la AEAT que terminaba su participación diciendo: “Y si Hacienda somos todos, ¿quién es usted?”; con este anuncio lanzaría la siguiente reflexión: “Si pagamos lo nuestro y lo de los defraudadores, ¿no es mejor rechazar sus actos que unirse a ellos?”.

¿Se os ocurren otros buenos ejemplos de anuncios en televisión, radio o prensa de sensibilización sobre impuestos u otras materias? ¿Creéis que este tipo de iniciativas son efectivas para educar a los ciudadanos en sus responsabilidades democráticas?

Sigamos reflexionando…

¿Hay cabida para implementar medidas de información, comunicación y educación en la lucha contra el fraude en España o no?// Is there or isn´t there place to implement social, educational and communicative measures for fighting against fiscal fraud in Spain?

In Fraude Fiscal on 10/04/2014 at 12:00

Hace unos meses recibí una propuesta para colaborar con la Fundación Alternativas, ya que estaban preocupados por las continuas subidas de impuestos. Me trasladaron su convencimiento de que existían otras alternativas para conseguir elevar la recaudación tributaria, principalmente gracias a una mejor de la lucha contra el fraude.

Por mi experiencia profesional, les trasladé una serie de opciones desde el punto de vista de la Sociología Fiscal para luchar contra el fraude las cuales se han visto materializadas en este informe que fue presentado la semana pasada. Y aquí también tenéis algunas de los principales artículos en prensa sobre el mismo: Nota de prensa Fundación Alternativas, El País, Expansión, EuropaPress, ElConfidencial, DiariodeNavarra, etc…

Este trabajo analiza la percepción social del fraude en España para proponer una serie de medidas sociales (segmentadas por tramos de edad) necesarias en el marco de la Administración Tributaria española. Se trata, por tanto, de detectar los desafíos que tiene la el fraude en nuestro país desde un punto de vista sociológico.

En un contexto de crisis como el actual, el fraude fiscal se erige como uno de los principales problemas de la economía española. y, en este sentido, el desarrollar medidas para hacerle frente debería ser una de las prioridades del ejecutivo. Sin embargo, un balance crítico permite afirmar que la lucha contra el fraude fiscal en nuestro país apenas presta atención a las medidas sociales, a pesar de contar con estudios demoscópicos que deberían servir para analizar apropiadamente la opinión fiscal de los españoles.

La experiencia de las Administraciones tributarias más modernas y desarrolladas, con menores niveles de fraude entre sus contribuyentes como son la australiana o la canadiense, permite afirmar que para elevar los niveles de cumplimiento fiscal voluntario y conseguir una ciudadanía que rechace frontalmente el fraude es necesaria una apropiada atención e inversión en medidas sociales, educativas y de comunicación.

Para concluir y de acuerdo con encuestas recientes, las actitudes fiscales de los españoles están empeorando y desde mi punto de vista es debido principalmente a la falta de educación fiscal y a incorrectas (o incluso inexistentes) campañas de información y comunicación sobre impuestos. La mayoría de los españoles e incluso muchos economistas no están de acuerdo con medidas enfocadas a la población en general mientras la clase alta y los políticos no den ejemplo. Pero sin embargo, en mi opinión la Administración Tributaria española debe encontrar un equilibrio entre la coacción real y la simbólica (este tipo de medidas) para informar adecuadamente sobre cuestiones tributarias a sus ciudadanos.

¿Realmente creéis que no hay cabida en España para este tipo de medidas? ¿Estamos los españoles suficientemente informados y educados sobre el por qué y el para qué de los impuestos? En caso de asumir el pago de los impuestos como una obligación democrática (que en realidad es lo que es), ¿creéis que los niveles de fraude fiscal serían tan elevados en nuestro país?

Sigamos reflexionando…

___________________________________________________________________________________

Last November I was asked to collaborate with the Spanish think tank “Fundación Alternativas“. They were very worried about the continuous increase of taxes in Spain but nevertheless, they are convinced of the existence of other alternatives for obtaining more revenues in our country, especially in terms of new measures for fighting fiscal fraud.

From my professional experience, I explained to them the sociological possibilities to combat fiscal fraud. The theoretical measures made room for a technical and practical report  (no English version) in which conclusions were presented last week.

This paper analyses the social perception of fiscal fraud in Spain in order to propose several social measures by age groups, which are necessary for the Spanish Tax Administration. Understanding of the motives of taxpayers and their attitudes and behavior towards taxation can improve both voluntary compliance and the efficiency of the tax administration. Therefore, the main purpose of this report is to explore all challenges regarding Spanish fiscal fraud from a sociological point of view.

In the current crisis context, fiscal fraud is one of the main problems of the Spanish economy and as a consequence, measures are strongly required to combat it. Nevertheless, it is confirmed that the fighting of fiscal fraud in Spain is not taking into account social measures in spite having relevant surveys about the fiscal opinion of Spaniards.

There are observed differences, not related to enforcement efforts, in the levels of compliance across countries and cultures. According to the more developed Tax Administrations such as those of Australia or Canada, where tax compliance level is higher than Spain, the importance has been proven of the implementation of social, educational and communicative measures to obtain higher voluntary compliance and encouraging more responsible citizenship.

To conclude, according to recent polls, fiscal attitudes of Spaniards are getting worse and I believe it is a question of a lack of fiscal education and incorrect (or even absence of) communicative or informative campaigns about taxes. Most of the Spanish citizens and many economists disagree with measures against fiscal fraud for general society whilst rich people and politicians don´t provide an example in their behaviour. On the other hand, in my opinion Spanish Tax Administration has to balance real coercion and “symbolic” measures (informative, communicative and educational) in order to properly inform Spanish citizens about taxes.

Do you truly believe there is no place for these kind of sociological measures in Spain? Are Spaniards educated and informed enough about why and what we pay taxes for? If paying taxes was perceived as a democratic duty, would fiscal fraud levels be so high in our country?

Waiting for your opinions!

The fiscal lottery game is a double-edged sword// El doble filo del juego de la lotería fiscal

In Conciencia Fiscal, Educación Fiscal, Fraude Fiscal on 20/03/2014 at 12:00

According to my professional experience in Latin America, I have read about several projects in those countries related to “fiscal lottery“, for example the Salvadoran and Paraguayan cases. On one hand, these kind of initiatives -giving rewards to taxpayers who require receipts- are useful for those countries where most of the establishments don´t issue receipts and on the other hand,  Tax Administration could collect more taxes.

Up to now I had thought that these kind of measures were more about tax collection rather than about tax control and furthermore, they are more successful in those developing countries in which citizenship is expanding together with fiscal rights and duties. Nevertheless, I was surprised with this article published recently in El Pais (Spanish newspaper) where Portugal joined these kinds of “lotteries” to fight against its high fiscal fraud level.

To what extent do these initiatives raise fiscal awareness? Do you agree that the “fiscal lottery” could be successful in Spain? A few days ago blogsalmon discussed the same topic and put a very familiar question for Spaniards on the table: “with or without VAT?”.

The fiscal lottery game reminds me of this measure developed by the local government of Pamplona (Spain) two years ago that motivated their citizens to recycle with a reward of cinema tickets. This initiative was revoked several months later for fraudulent use. I ask myself: nowadays are citizens from Pamplona recycling more than others Spaniards due to this initiative? I don´t think so.

From my point of view, these one-off initiatives are not advisable to improve national fiscal awareness in the long term. They are measures focused on collecting taxes and have negative influence on taxpayers by motivating them with rewards. Fiscal Education is required in order to improve national tax-paying culture and to encourage voluntary tax compliance. What would happen when the incentive of rewards is removed? 

To conclude I´m putting on the table another kind of “fiscal lottery” that started up in Costa Rica and in my opinion could have a more positive influence in fighting against fiscal fraud and in fiscal awareness in Spain. This is a measure for encouraging the use of debit and credit cards in economic sectors with the highest fiscal fraud levels. Do you agree with the implementation of this initiative in Spain? (the more you pay with credit/debit card, the more rewards you can obtain).

Waiting for your opinion!

__________________________________________________________________________________________Por mi experiencia con proyectos en América Latina sobre temas relacionados con la educación fiscal, ya tenía constancia de varios casos de países latinos en donde el juego de la “lotería fiscal” se había extendido dentro del país como medida de lucha contra el fraude así como por ejemplo los casos de El Salvador o Paraguay. En países como éstos en donde en la mayoría de los establecimientos no se expiden tickets o comprobantes fiscales del pago, este tipo de iniciativas son útiles para crear conciencia ciudadana de la necesidad de exigir este comprobante alentando a la población con sorteo de regalos (incentivos). Y por otro lado, sirven a la Administración Tributaria del país a lograr una mayor recaudación de impuestos indirectos (IVA) aflorando economía sumergida. 

Hasta el momento había pensado que este tipo de juegos tenían un carácter más recaudatorio que de control, y su funcionamiento tenía mayor éxito en países en desarrollo en los que la emergente construcción del término de ciudadanía nacía unido a la adquisición de derechos y deberes fiscales. Sin embargo, el otro día me hice eco de esta noticia en El País en donde me sorprendía ver cómo Portugal se unía al “carro” de este tipo de juegos anti fraude.

¿Hasta qué punto estas iniciativas realmente elevan la conciencia fiscal? ¿Consideráis que una lotería fiscal en España tendría éxito en su objetivo por educar fiscalmente a sus ciudadanos en la necesidad de pedir la factura como parte de las obligaciones ciudadanas? En el blogsalmon reflexionaban hace unos días sobre el mismo tema aludiendo a la más que conocida pregunta en nuestro país para determinados servicios y gremios: “¿con IVA o sin IVA?” que seguro que a todos los españoles nos resulta muy familiar.

Este tipo de iniciativas me recuerdan a ésta desarrollada por el Ayuntamiento de Pamplona hace un par de años en la que se intentaba “incentivar” al reciclado a cambio de entradas de cine. Sin embargo, la medida tuvo que ser derogada unos meses después por la picaresca de los ciudadanos (cortaban los envases para que la máquina contabilizara más y así conseguir más puntos). Y yo me pregunto, ¿realmente los ciudadanos pamplonicas reciclarán más que otras ciudades españolas tras el desarollo de esta iniciativa?

Desde mi punto de vista, este tipo de iniciativas puntuales no son recomendables para mejorar la conciencia fiscal (o medioambiental como el caso de Pamplona) de los ciudadanos a largo plazo logrando así mayores tasas de cumplimiento fiscal voluntario. Se trata de medidas eminentemente recaudatorias que influyen de manera negativa sobre los contribuyentes puesto que se les da incentivos por acciones que debieran ser obligatorias y enseñadas por medio de una adecuada educación fiscal que ponga los cimientos de una sólida cultura tributaria nacional. ¿Cuando se les deje de dar incentivos por pedir esos tickets, lo seguiran haciendo o ya no les interesará por no recibir nada a cambio?

Sin embargo, y para finalizar, pongo sobre la mesa el ejemplo de otro tipo de “lotería fiscal” desarrollada por Costa Rica que sí me parece que puede tener una mayor repercusión sobre la lucha contra el fraude, y aún más importante, sobre la conciencia fiscal de los ciudadanos. Se trata de incentivar al uso de las tarjetas de crédito y débito sobre todo para aquellos sectores económicos en donde se detecten mayores niveles de fraude. ¿Creéis que esta iniciativa sí sería interesante en España o no estáis de acuerdo conmigo?

Sigamos reflexionando….

Fiscal snitches: yes or not?//Chivatos fiscales: ¿sí o no?

In Educación Fiscal, Fraude Fiscal on 27/02/2014 at 12:00

Fighting against fiscal fraud is and will be one of the main challenges for Tax Administration in order to obtain more revenue by enforcing tax responsibilities on taxpayers and punishing those who don´t comply with their duties.

One of the last measures proposed by the Spanish Organization of Tax Inspectors (IHE) was to create a new target of tax collaborators of the Tax Administration who  would be paid to help with fiscal fraud. Even though the tax inspectors´role is key in fighting against fiscal fraud, this proposal is interesting in terms of getting the collaboration of citizenship in this challenge: improving the culture of tax-paying.

From my point of view, the implementation of this measure in Spanish culture would involve more ethical troubles than in the States or in Germany where this measure was already implemented successfully. The people who would be paid by Tax Administration for providing information about fellow citizens would be criticized as snitches here in Spain, instead of as collaborators of the democratic system. Nevertheless, I ask myself whether the Spanish population would disagree with fraudsters (regarding surveys about Spanish fiscal opinion) and even when we complain about fiscal fraud scandals, Why don´t we collaborate in reporting them? Would´t it be more responsible to collaborate with the Tax Administration?

In my opinion, this measure would be a great citizen participation opportunity to improve the public responsibility in paying taxes. Reporting fiscal fraud cases would help to extend and to improve the culture of tax-paying in Spain as well as to reject fiscal fraud  by viewing it as an antisocial and discordant attitude.

What is your opinion about it? Do you agree with the IHE´s measure? Would you be willing to be a collaborator of the Tax Administration?

Waiting for your opinions!

 

____________________________________________________________________

La lucha contra el fraude es y será uno de los objetivos principales de cualquier Administración Tributaria con el fin de obtener los niveles más altos de recaucación, haciendo cumplir las obligaciones tributarias a todos los contribuyentes y penalizando a aquellos que no las cumplan.  

Una de de las últimas medidas propuestas por la Organización española de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) ha sido la de crear una figura de confidentes fiscales que sean remunerados por informar a la AEAT sobre algún tipo de fraude tal y como se informa en esta  noticia. Si bien es cierto que la labor de los inspectores de hacienda es clave en la lucha contra el fraude, esta propuesta plantea del interés o la pertinencia de contar con la colaboración de la ciudadanía en el cumplimiento de una de las obligaciones democráticas de todo ciudadano: el pago de sus impuestos.

Aunque es una medida ya implantada con éxito en otros países como Estados Unidos o Alemania, desde mi punto de vista, creo que tendrá implicaciones éticas más controvertidas para su inserción en una cultura como la española. En España estos denominados confidentes fiscales, con casi total seguridad serán vistos por sus conciudadanos como “chivatos” puesto que el contar algo de alguien por dinero, suena a eso, a chivatazo. De ahí que dudo que vaya a ser bien visto el formar parte dentro de este nuevo perfil de colaboradores de la Administración Tributaria española. Sin embargo, yo me pregunto: si el ser defraudador está mal visto por la ciudadanía española (como así lo demuestran las encuestas de opinión fiscal en nuestro país) y “pataleamos” cuando nos enteramos de sonados casos de fraude e incluso de aquellos menores que se producen a nuestro alrededor, ¿por qué entonces no ayudar a denunciarlos? ¿acaso no sería más ético desde el punto de vista de un ciudadano responsable, el colaborar en la lucha contra el fraude? 

Para mí, esta nueva medida sería una buena oportunidad de participación ciudadana ayudando a hacer cumplir nuestras responsabilidad ciudadanas, en este caso el pago de impuestos. Serviría para ir forjando una denuncia ciudadana hacia el fraude, extendiendo la conciencia fiscal de lo importante que es cumplir con las obligaciones tributarias así como rechazar el fraude como actitud incívica e insolidaria con lo que sí pagamos religiosamente los impuestos que nos corresponden.

Y vosotros qué pensáis: ¿Os parece una medida oportuna o no la véis viable para la cultura de nuestro país? ¿Vosotros os ofreceríais a colaborar como confidentes para la AEAT o no?

¡Reflexionemos, espero vuestras opiniones!

“The spirit of ´45”, el embrión del Estado de Bienestar

In Estado de Bienestar on 28/10/2013 at 09:30

La semana pasada, y aprovechando la exitosa “Fiesta del cine”, aproveché para darme un atracón de cine y una de las elegidas fue “The spirit of ´45”, un documental homenaje a quienes lucharon para cimentar el Estado de Bienestar en Reino Unido, dirigida por el gran Ken Loach.

Interesante revisión histórica que explica cómo el partido laborista británico consiguió la mayoría en las elecciones de 1945 al trasladar a la sociedad el discurso que, habiendo sido capaces de organizarse como país para la II Guerra Mundial, tenían que conseguir construir un sistema de servicios públicos que mejoraran la calidad de vida de la gente (a pesar de que Inglaterra era uno de los imperios más poderosos del mundo, tenía un alto nivel de pobreza). El principal “gancho” del discurso laborista, y por el que la mayoría de los ingleses “compraron” su campaña política, fue el Sistema Nacional de Salud (en adelante, SNS) que dotaría de un sistema sanitario “gratuito” para todos los ciudadanos. Sin duda, todos los testimonios de las personas protagonistas del documental (trabajadores, sindicalistas, economistas, etc) que vivieron en primera persona el cambio de un precario sistema sanitario al SNS, lo recuerdan como un espectacular cambio en el bienestar de sus vidas.

El autor de esta idea de sanidad pública universal fue Beveridge quien con lo que se conoce como “Informe Beveridge” preconizaba que todo ciudadano en edad laboral debía pagar una serie de tasas sociales semanales, con el objetivo de poder establecer una serie de prestaciones en caso de enfermedad, desempleo, jubilación y otras. Este economista para convencer a los conservadores escépticos, explica que la asunción por parte del estado de los gastos de enfermedad y de las pensiones de jubilación permitirá a la industria nacional beneficiarse de aumento de la productividad, y como consecuencia, de la competitividad.

Pero el trabajo de los laboristas británicos en el periodo de post-guerra no quedó ahí sino que a ello le siguieron entre otras cuestiones: la construcción de un Sistema Nacional de Vivienda o la nacionalización de sectores como el ferroviario o el minero. Sin duda, aquello supuso el embrión del actual Estado de Bienestar que cada vez ha ido adquiriendo mayores cotas de bienestar y por tanto mayor necesidad de gasto público.

Lo que me llamó poderosamente la atención fue que en la película en ningún momento se habla de cómo se consiguió sufragar ese SNS, esas nacionalizaciones y esa construcción de nuevas casas para los más necesitados. ¿De dónde sacaron los laboristas el dinero para aquél enorme gasto en bienestar social? Criticaría al director que no hiciese mención alguna a los impuestos, clave para hacer frente a todo ese gasto. Si bien es cierto que durante la película se hacía mención a la necesidad de unión social y solidaridad, en ningún momento se oye la palabra impuestos.

La película finaliza en los años 80 del “thatcherismo” en donde vuelven al poder los conservadores y empieza una época de recortes en los social y masivas huelgas que, tristemente, recuerdan a la situación actual que vivimos en España.

Desde luego en España no partimos de la destrucción y asolación de una guerra, los niveles de pobreza son elevados y cada vez más acuciantes pero sin embargo contamos ya (cada vez menos) con un amplio sistema de coberturas (servicios sociales públicos y un sistema asistencial privado). Lo que tengo claro tras ver esta película que en nuestro país hemos disfrutado de un Estado de bienestar muy desarrollado, no por todos respetado y apenas conscientes de su valor y ahora, con la causa/”excusa” de la crisis económica estamos retrocediendo muchos años de golpe. Hasta el momento, los españoles a través de las encuestas sobre fiscalidad trasladábamos nuestro espíritu “utilitarista” en nuestro pago de impuestos sobre todo aludiendo a la “sanidad” como el servicio público estrella y las “pensiones” en el caso de las prestaciones sociales. Quizás nuestros políticos deban revisar este clima fiscal y seguir los pasos laboristas al “vender” la importancia de nuestro sistema (hasta ahora) universal de salud. No es suficiente utilizar como “arma” política la sanidad o las pensiones, sino que es necesaria una convicción del bienestar social como parte ineludible para que los contribuyentes sigan asumiendo sus obligaciones, sin esa relación de intercambio fiscal cada vez nos encontraremos con mayores cotas de incumplimiento tributario.

Desde mi punto de vista no quiero vivir un sistema tatcherista español, pero tampoco quiero volver al sistema de bienestar que teníamos, en donde había un gasto público ineficiente en muchos sentidos y en donde los ciudadanos no éramos conscientes de su valor hasta que lo estamos perdiendo (o nos lo están arrebatando). Creo que con la causa/“excusa” de esta crisis, deben aprovechar las instituciones para demostrar el valor real de las cosas públicas, hacer consciente a la ciudadanía de la importancia de cumplir con las obligaciones tributarias y rechazar frontalmente el fraude tanto en el ingreso (no pagar los impuestos que le corresponden) como en el gasto público (desde romper una papelera en un parque hasta trampear la declaración para conseguir una beca escolar). Me refiero a la tan importante y a la vez olvidada en nuestro país educación fiscal.

Aquí podéis ver el tráiler de la película.

Sigamos reflexionando y como siempre, ¡espero vuestros comentarios, críticas o lo que os sugiera este nuevo post!

Educación financiera para el G-20, ¿y por qué no también fiscal?

In Conciencia Fiscal, Educación Fiscal on 25/09/2013 at 09:30

El otro día me hice eco a través de la Red de Educación Financiera de España (coordinada y financiada por la Confederación Española de Cajas de Ahorros, en adelante CECA) de la noticia de que la OCDE a través de su informe “Estrategias Nacionales para la Educación Financiera” propone introducir esta materia entre todos los ciudadanos del G-20 (los 20 países más ricos del mundo). El informe muestra que el nivel de educación financiera es bajo entre los consumidores europeos, y ante la actual crisis económica es un déficit que la OCDE cree no se puede permitir.

Estoy totalmente de acuerdo que la gran mayoría de los ciudadanos españoles sabemos poco o nada de finanzas, y desde luego para enfrentarnos a la vida adulta, nos hubiera ayudado el introducir materias introductorias a productos bancarios, gestión de los ahorros, comisiones, olanes de pensiones, etc… ¿Pero acaso los españoles conocemos mejor cuestiones relacionadas con la fiscalidad:  para qué sirven los impuestos, qué impuestos debemos pagar, cuáles son las principales fuentes de ingresos, etc? ¿Y no es verdad que estas cuestiones son igual o más importantes para la estabilidad democrática y económica de nuestro país?

En España existen diversas iniciativas relacionadas con la Educación Fiscal desde los años 80, pero no fue hasta el reciente 2003 cuando se conformó el “Programa de Educación Cívico-tributaria” (en adelante PECT) de la AEAT. Sin embargo, y a pesar de los esfuerzos del equipo coordinador del programa y de la amplia red de formadores, nunca se ha conseguido institucionalizar como lo ha hecho la Educación Financiera a pesar de que ésta cuenta con menos años de existencia. Desde mi punto de vista, entre las causas de este hecho destacan:

– la AEAT es una institución pública, que se financia por tanto en base a los Presupuestos Generales del Estado y tiene que priorizar en sus decisiones y programas. El PECT ha tenido estupendas valoraciones, mucho esfuerzo y trabajo de funcionarios públicos pero no da réditos a corto plazo (es un programa de educación en valores que tendrá sus frutos a medio-largo plazo en la conciencia de los ahora niños y jóvenes y mañana, futuros contribuyentes), y una institución donde el principal objetivo es la recaudación, estos temas a veces no son lo prioritarios que deberían VERSUS la CECA que es una entidad privada, cuyo objetivo principal son sus clientes y la mayor información de los consumidores les hace más fuertes. Además, están respaldados por otros lobbies económicos como podrían ser el propio Banco de España e incluso la OCDE (como se observa por el contenido del informe).

– los recursos destinados al PECT siempre han sido escasos por las restricciones presupuestarias, e incluso ha llegado a estar técnicamente en “stand by” en los últimos meses por falta de dinero, y ha sido el voluntarismo, ilusión y persistencia del equipo una de las causas del éxito del programa VERSUS la Educación Finaciera que cuenta con importante presupuesto y el apoyo de otras intituciones, tanto es así que han conseguido institucionalizar una Red  y organizan anualmente un encuentro para el intercambio de experiencias y benchmarking.

– la crisis económica actual y sus consecuencias para los consumidores y usuarios como por ejemplo los problemas hipotecarios o fraudes en productos bancarios, ha puesto de manifiesto la necesidad de una mayor información sobre estos temas y la importancia de la Educación Financiera entre los más jóvenes VERSUS esta crisis no ha agudizado el desconocimiento y desinformación de los ciudadanos sobre sus obligaciones tributarias sino simplemente les ha hecho más proclives a rechazarlas por escándalos de fraude, subidas de impuestos, etc.

Por todo ello, me llama poderosamente la atención que desde la UE el principal objetivo sea luchar contra el fraude y los paraísos fiscales sin tener en cuenta la Educación Fiscal como una de las bases principales para lograr ciudadanos conscientes de sus obligaciones tributarias e informados sobre el porqué y para qué de los impuestos, de modo que se logren en un futuro las mayores cotas posibles de cumplimiento fiscal voluntario (con los menores costes de gestión posibles en sanciones y lucha contra el fraude en general). Pero mientras no se eduque a los más pequeños y se dé más información a los adultos, se irá generalizado una “desafección tributaria” (alejamiento y rechazo hacia todo lo relacionado con impuestos) que va en aumento en nuestro país.

Quizás en los países nórdicos, Alemania o Francia se sea más consciente de la necesidad de pagar impuestos gracias a importantes labores de educación en estos temas y en cuestiones de ciudadanía en general; sin embargo, en los países del sur de Europa seguimos con amplios déficits de conciencia fiscal porque no se nos ha educado en ello.

¿Consideráis que vuestros conciudadanos españoles saben en su mayoría el porqué y para qué de los impuestos? ¿consideráis que desde la UE se deberían emprender acciones comunes en esta materia?

Sigamos reflexionando…