sociologiafiscal

El trozo de “tarta” que nos quita el fraude

In Fraude Fiscal on 10/10/2013 at 10:28

Hoy en día hablar de fraude, tristemente, está a la orden del día ya que se suceden escándalos en el ámbito político, en el ámbito deportivo y en el ámbito empresarial.

Me he hecho eco de este vídeo de lucha contra el fraude de la Unión Europea titulado “The missing part”, que sin duda refleja gráficamente qué estamos perdiendo con las acciones deliberadas de fraude. Cuando hablamos de fraude, la mayoría de los ciudadanos piensa que no va con ellos en el sentido que pareciera que solamente pueden defraudar aquellos que tienen acceso a grandes fortunas, aquellos que urden tramas con sus asesores fiscales para trasladar dinero a paraísos fiscales o aquellos que no están sometidos a una nómina. Sin embargo, y como bien demuestra este vídeo, pequeños actos como el no aportar dinero para un cumpleaños pero después comerte un trozo de tarta, demuestran que eso también es un acto de insolidaridad (aunque en el ámbito privado). Aprovecharse de un cumpleaños sin aportar para el regalo o vivir en una comunidad de vecinos y no pagar la mensualidad, son ejemplos de nuestra vida cotidiana que puede tener relación directa con el fraude fiscal.

Hemos de ser conscientes de cuáles son las graves consecuencias del fraude, y por tanto rechazar estas actitudes de forma tajante, si no queremos quedarnos con un puente a medias como se ve en el video, o que no haya dinero para sacar una radiografía completa. Y además, no hemos de olvidar que las actitudes fraudulentas pueden cometerse desde el punto de vista del ingreso (no pagando los impuestos que te corresponden), o bien en el gasto (aprovechándote de servicios públicos o prestaciones sociales sin tener derecho a ellos, como por ejemplo conseguir una beca educativa falsificando la declaración de IRPF).

Las Administraciones Tributarias son las responsables de perseguir el fraude entre aquellos contribuyentes que no cumplen con sus obligaciones con el fisco, pero cada uno individualmente debe aportar su granito de arena con actitudes de rechazo hacia los defraudadores y respetar lo público, y por tanto financiado con el esfuerzo de todos.

¿Qué os suscita el video? ¡Reflexionemos!

Anuncios
  1. Por supuesto querida Goenaga, que el fraude por pequeño que sea, no deja de ser fraude,¿ pero cómo se puede ser intransigente con el ciudadano de a pie, cuando nuestros dirigentes continuamente tienden a proteger a aquellos defraudadores que son de su “cuerda”?

    Totalmente de acuerdo con tu propuesta de rechazo hacia este tipo de individuos, pero a cada paso veo, que a los tipos que han llegado a alcanzar cierta posición económica y social, gracias a estas prácticas, la sociedad en la que vivo, les critica por su espalda, después de haberles hecho “la ola” a su paso.

    Quien sabe…a lo mejor lo que hace falta es un poco de valentía.

  2. Gracias por tu fidelidad con este humilde blog, Emilio C.;)

    Desde mi punto de vista, el fraude debería de ser una actitud rechazada tajantemente por todos los ciudadanos sin transigir o hacer excepciones según las circunstancias y los caraduras que nos rodeen. Eso es a lo que debe tender cualquier Administración Tributaria: informar y educar a sus contribuyentes y a los futuros, que la responsabilidad tributaria es imprescindible. Y eso sí, lógicamente los políticos deben asumirlo también y endurecer las leyes para aquellos las quebranten este principio básico de la convivencia democrática.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: