sociologiafiscal

¿Estamos informados y educados a pagar impuestos?

In Educación Fiscal on 16/12/2011 at 08:30

Parece que en tiempos de crisis, se pone de “moda” el hecho de desligitimar el pago de impuestos, la calidad del Estado de Bienestar y todo aquello que tenga relación con hacer algún esfuerzo tributario. Además, y como ya anticipé en mi anterior post (“El fraude más allá de la crisis”), parece que el defraudador ya no es tan malo como lo pintábamos hace unos años.

Desde mi punto de vista, y viendo que en países desarrollados ésto no es así, lo achaco a la falta de información y educación que hemos recibido acerca de nuestras obligaciones tributarias. Parece que a lo largo de la democracia, y a pesar de la exitosa transición fiscal de 1977, los ejecutivos no han sido capaces de transmitir el porqué y para qué de los impuestos. Por ello, parece que la mayoría de los españoles todavía no hemos asumido e interiorizados valores de responsabilidad fiscal y cumplimiento fiscal voluntario.

Hace una semana, un sábado por la mañana viendo tv2 me quedé sorprendida al descubrir un programa llamado “Economía a fondo” en donde una moderadora y dos especialistas económicos analizaban diferentes situaciones de la economía actual.  De forma didáctica y muy sencilla conseguían explicar cuestiones, en principio técnicas, para que cualquier público pudiera entenderlas y reflexionar sobre ellas.

¿Y si existen programas así en el ámbito económico, por qué no los hay para la fiscalidad?. Pensé el interés que podría tener retomar programas como “Peseta a peseta” presentado por Borrell, que yo no llegué a presenciar pero que me ha contado una colega que fueron y serían actualmente sumamente didáctico.  El programa consistía en desgranar el presupuesto en una moneda de 100 pesetas, y a cada programa acudía un Ministro o Secretario de Estado que explicaba cómo se invertía el dinero asignado a su ministerio (gasto público).

Y basta con mirar un poco a nuestro alrededor, para ver que el tema de la fiscalidad preocupa e interesa ya que, según me cuenta otra amiga afincada en Londres, la mismísima BBC está emitiendo un programa didáctico llamado: “Your money and how they spend it”. ¡Una lástima que no se pueda visionar en España!! 😦

¿Estamos informados y educados para el pago de impuestos?, ¿consideraríais interesante algún programa televisivo acerca de la materia para mejorar la conciencia fiscal?, ¿creéis que tendría éxito en nuestro país retomar programas como el “peseta a peseta” en versión renovada?.

Anuncios
  1. Pues claro que creo que sería efectivo un programa de información ciudadana que explique la importancia del pago de impuestos, incluso en épocas de crisis. Recuerdo muy bien la campaña de información realizada con la introducción del Euro en 2001, la cuál explicaba de manera sencilla y directa el cambio de moneda, e incluso contaba con un sistema de información complementario.
    Con los impuestos deberíamos hacer lo mismo. Y más aún ahora que se intenta evadir impuestos con el fin de ahorrarse un dinero a fin de mes. Esta claro que debería ser un sistema de formación para todas las edades, desde niños de educación primaria y secundaria, a universitarios y empresarios. Al mismo tiempo se debería realizar una “moratoria” que permitiera a aquellas personas que hasta hoy no ha cumplido con sus obligaciones tributarias de forma regular “ponerse al día” de manera paulatina con sus obligaciones.

  2. Parafraseando al maestro Sampedro, si nos educaran en otros valores, los adquiriríamos. Vivimos, sin duda, un crisis de valores éticos y la información y la educación se convierten en instrumentos imprescindibles para cambiar la sociedad, una sociedad madura, consciente y crítica.

    Programas e iniciativas como los que comentáis suponen, sin duda, elementos valiosos para ese avance social. Yo recuerdo también cuando en los años 80, con el establecimiento de la Administración tributaria tras la dictadura, los programas como el de Borrell e incluso la publicidad tenían un valor informativo claro, tratando al contribuyente como adulto. En estos momentos, vivimos inmersos en un inmenso ruido mediático que hace muy difícil al ciudadano descubrir los intereses económicos e ideológicos que se esconden detrás de posturas aparentemente “neutrales”.

  3. No se si estamos debidamente informados, pero creo que en absoluto estamos educados. Por supuesto que todos sabemos que el dinero de los impuestos, es nuestro y para nosotros, pero…solamente consideramos realmente nuestro el que pagamos, en cambio el que recibimos, bien en forma de subvención o cualquier otro tipo de servicio, nunca pensamos que es el dinero de los que nos rodean.
    Seria importantísima una buena educación tributaria, y para ello seria importante empezar por una lucha sin cuartel contra la corrupción política, asunto del que he oído hablar poco o nada en la campaña electoral.

  4. Gracias a todos por vuestras aportaciones y sobre todo… ¡por reflexionar sobre el tema!!!. No debemos de tener “miedo” al tema fiscal cuando es algo de la vida cotidiana, queramos o no.

    En España ya existe un Programa de Educación Cívico-Tributaria (educación primaria y secundaria) cuyo portal en internet os animo a echar un vistazo: http://www.agenciatributaria.es/AEAT.educacion/HomeEducacion_es_ES.html
    Sin duda es fruto de un gran esfuerzo por parte de la Administración tributaria de nuestro país y, aunque sea mejorable, desde luego ha tenido y tendrá frutos en las generaciones de futuros contribuyentes (y los que les rodean, ya que profesores y padres se están haciendo eco de sus contenidos).

    Más allá de esfuerzos en edades tempranas, y quizás con más ahínco y premura, habría que “atacar” con temas de concienciación fiscal para los adultos. Aunque ya existen campañas de comunicación institucional por parte de la AEAT, muchas veces quedan en el olvido. Abogo por iniciativas que como el eslogan “Hacienda somos todos” cale en nuestras mentes y seamos capaces de interiorizar la importancia de la responsabilidad fiscal y el rechazo contra el fraude. Así como en programas de comunicación masiva como la televisión, en donde de forma didáctica y comprensible (como en la BBC) se expliquen el por qué y el para qué de los impuestos, la redistribución de la riqueza a través del gasto público, etc…

    El desarrollo y mejora de estas iniciativas depende sin duda de que los responsables de las Administraciones Tributarias entiendan que, aunque no a corto plazo, es posible que a través de la EDUCACIÓN FISCAL se consiga ese cumplimiento fiscal voluntario que tanto se anhela. No se puede esperar una población de contribuyentes responsables si no se informa y se educa para ello.

    • Me gustaría distinguir entre ciudadanos informados y ciudadanos formados. Informados sobre en qué se invierte el dinero de nuestros impuestos lo estamos relativamente: bastante más sobre cómo y en qué gasta el Estado que sobre lo que hacen al respecto las Comunidades Autónomas, cuya opacidad es notoria, como ponen de manifiesto constantemente toda clase de estudiosos de las finanzas públicas. Y esto es grave, en la medida en son las Comunidades Autónomas las competentes para prestarnos los servicios fundamentales del Estado del Bienestar: la sanidad, la educación y los servicios sociales, que la Constitución quiere iguales para todos. No hay que esforzarse mucho para notar las diferencias en los derechos de los españoles entre unas Comunidades y otras. Por fortuna, el Estado central conserva aún las pensiones.

      Por supuesto, cuanta más información, de calidad y bien divulgada, mucho mejor para conocer y comprender nuestros derechos y nuestros deberes. Sin embargo, creo que la formación o educación en cuestiones fiscales tiene otra naturaleza. No se trata de aprender a hacer la declaración de la renta o de saber qué parte de la factura es impuesto, aunque este conocimiento sea también muy útil, sino de asimilar, asumir, interiorizar, hacer nuestro, o como queramos llamarlo, el deber de contribuir, porque el dinero que pagamos en impuestos no hay que verlo como un dinero perdido sino como un dinero invertido en cosas que no podríamos jamás costearnos cada uno individualmente. Pero, ojo, también deberíamos asumir y asimilar nuestro derecho a que los demás contribuyan igualmente, porque los impuestos que otros deben son dinero nuestro. Y toda esta madurez democrática requiere educación para los más jóvenes y formación para los adultos. Luego, ya discutiremos sobre qué impuestos, cuánto pagar y cómo gastarlo. Si no se afianzan primero las bases de nuestro sistema de convivencia, lo demás es perder el tiempo.

      • Aguda distinción, querida Marta.
        Con unas intensas campañas informativas, el ministerio de economía, podría lograr que el personal se informase. Pero la formación…¡¡¡ Ay la formación!!! Esto es competencia del ministerio de educación, y aún poniéndose a “ello” inmediatamente, mucho me temo, que pasarán algunas generaciones para que se pueda dar dicha situación, por que lamentablemente, en nuestro país se sigue teniendo “a gala” engañar a la hacienda pública

  5. Sinceramente, entiendo que sería poco útil un espacio televisivo para mostrar cómo operar a un paciente de diferentes patologías; por tanto, ‘enseñar economía en 5 min’ (como dijo el exministro J. Sevilla respecto ZP) no tiene mucho sentido.

  6. Desde luego que no es lo mismo informar que formar, pero considero ambas cuestiones imprescindibles para el tema de la fiscalidad.

    Desde mi punto de vista habría dos vertientes: a los más jóvenes habría que intentar FORMAR en valores de responsabilidad fiscal; y a los adultos cuyos valores y convicciones están más forjadas y son más difíciles de mudar, más bien INFORMAR sobre sus derechos y obligaciones así como informar en como bien dice Marta: transparencia. Y efectivamente, en todos los niveles administrativos y cuanto más cerca del ciudadano más.

    Andrés, no entiendo muy bien qué tiene que ver una operación quirúrgica con un espacio televisivo de índole económica o fiscal.

    Gracias a todos por vuestra participación, ¡sigamos debatiendo y reflexionando!!!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: